RedIRIS despliega un enlace de 100 Gigabits por segundo en su nueva red de comunicaciones avanzadas para los investigadores españoles

Esta demostración sirve para ilustrar las posibilidades de RedIRIS-NOVA, la nueva infraestructura de fibra óptica para las universidades y centros de investigación

Desde el 1 de noviembre, los científicos y universitarios españoles tienen a su disposición una nueva infraestructura de comunicaciones de última generación.

Se trata de RedIRIS-NOVA, una red de fibra óptica para universidades y centros de investigación que les permitirá compartir información a una velocidad hasta 10.000 veces mayor que la de las conexiones domésticas de Internet (los enlaces de RedIRIS-NOVA alcanzarán hasta 100 Gbps, es decir, 100.000 Mbps, frente a los 10 Mbps que suelen tener las conexiones de Internet en los hogares).

Disponer de esos enlaces de muy alta capacidad resulta fundamental, sobre todo para la participación de los investigadores españoles en los proyectos científicos nacionales e internacionales que precisan de velocidades ultrarrápidas (e-ciencia). En ramas como la física de partículas, la astronomía, la biotecnología, la meteorología o la sismología, no se pueden llevar a cabo investigaciones eficientes sin transferir cantidades ingentes de datos entre las instalaciones científicas y los centros de almacenamiento y proceso de datos.

Gracias a la nueva red de fibra óptica RedIRIS-NOVA, es posible disponer, de forma flexible y económica, de los enlaces de muy alta capacidad necesarios para conectar entre sí centros que participan en esos grandes proyectos. Así, se facilita que los científicos compartan recursos y colaboren con los principales grupos de investigadores en cualquier parte de España o del mundo, evitando la necesidad de desplazarse físicamente para llevar a cabo esa colaboración.

Las redes académicas avanzadas de fibra óptica permiten desplegar múltiples enlaces de 10 Gbps, ofreciendo así a sus usuarios mucha más capacidad, con costes a medio y largo plazo muy inferiores a las anteriores generaciones de estas redes, basadas en modelos de alquiler de capacidad.

RedIRIS-NOVA, a las pocas semanas de su puesta en funcionamiento, ha logrado ser además una de las primeras redes académicas nacionales en desplegar un enlace de 100 Gbps. Este hito, que ha sido posible gracias a la colaboración de Telefónica y Alcatel-Lucent, ha tenido lugar hoy durante las XXII Jornadas anuales de RedIRIS, a las que asisten unos 400 expertos en tecnologías de la información y de las comunicaciones, pertenecientes a los más de 450 centros científicos y universitarios conectados a RedIRIS.

El enlace de 100 Gbps ha sido puesto en funcionamiento entre el nodo CIEMAT de RedIRIS-NOVA en Madrid y la Universidad de Valladolid, donde tienen lugar las Jornadas, permitiendo así la comunicación a altísima velocidad de todos los asistentes con el resto de centros conectados a RedIRIS.

En el primer día de las Jornadas Técnicas se ha presentado la reciente puesta en operación del proyecto RedIRIS-NOVA, mediante el cual se han adquirido a operadores comerciales (Telefónica y Canalink) derechos de uso de larga duración (21 años para la península, 30 años para Canarias) sobre una red de fibra óptica de 14.000 Km, que incluye cables submarinos para dar servicio, entre otros centros, a los observatorios astronómicos ubicados en Canarias.

La gestión de esa fibra, y del equipamiento óptico necesario para su explotación, corre a cargo del equipo de gestión técnica de RedIRIS, continuando así con los servicios de conectividad avanzada que viene prestando a la comunidad académica y científica española desde 1.988.

El proyecto RedIRIS-NOVA tiene un presupuesto total de unos 90 millones de euros, de los que el Ministerio de Ciencia e Innovación ha aportado unos 55 millones de euros, habiendo sido cofinanciado por fondos FEDER del Programa Operativo Economía del Conocimiento 2007-2013, asignados al proyecto por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio a través de su Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información. De la ejecución del proyecto se hace cargo red.es, entidad pública empresarial encargada de la promoción de Internet en España, y que, entre otras tareas, tiene asignada la gestión operativa de RedIRIS.

Sobre RedIRIS-NOVA

RedIRIS-NOVA es la red de fibra óptica de alta capacidad de RedIRIS, que conecta a las universidades y centros de investigación españoles, mediante enlaces de muy alta capacidad, con las redes académicas regionales e internacionales que conforman la Intranet Global de la Investigación. Destaca en ese sentido la conexión, también a través de fibra óptica, con la red de investigación paneuropea GÉANT, que permite a las instituciones afiliadas a RedIRIS acceder a las redes académicas europeas y de otros continentes.

Esta infraestructura de red se ha desplegado en el marco del proyecto RedIRIS-NOVA, liderado por el Ministerio de Ciencia e Innovación en colaboración con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI), y ejecutado por la entidad pública empresarial red.es, adscrita a la SETSI, y que tiene entre sus funciones  la gestión operativa de RedIRIS. 

RedIRIS es la red de comunicación avanzada de la comunidad académica y científica española, fundada en 1988. Cuenta con más de 450 instituciones académicas y de investigación afiliadas, que agrupan a más de 150.000 investigadores y aproximadamente 2 millones de usuarios potenciales. Está financiada por el Ministerio de Ciencia e Innovación, e incluida en su mapa de Instalaciones Científico Tecnológicas Singulares.